Menu
Carrito 0

No más noches en vela!

Publicado por Eva Garcia Ferrer en

Supongo que Morfeo (considerado el Dios del sueño en la mitología griega) e hijo de Hipnos, que personificaba el sueño y de Nix, que representaba la noche, estará sorprendido en su recorrido por el mundo de ver y observar cómo millones de personas sufren insomnio con la imposibilidad de mecerse en sus brazos para seducirlos y llevarlos consigo al mundo de los sueños….

El insomnio es un trastorno del sueño. Es una de las causas más frecuentes en las consultas de atención primaria. Afecta a un 40% de adultos y cada vez es más frecuente ésta alteración en niños y adolescentes, aunque los estudios dicen, que son las mujeres las más afectadas. A grandes rasgos, el insomnio, se puede definir como uno de los males que más irritabilidad, estrés y estados depresivos produce.

Es difícil en ocasiones determinar la causa del insomnio, pero sí que podríamos clasificarlo por tipos, aunque es cierto que tampoco se conoce muy bien cuántas fases podríamos contar.

Insomnio Inicial: suelen padecerlo las personas que sufren su consecuencia en las primeras horas de conciliación del sueño, lo que se dice “ te has dormido, pero aún no estás en un sueño profundo”, Es el más común y generalmente puede solucionarse reduciendo el stress antes de acostarse, junto con una correcta alimentación, especialmente la cena.
Insomnio Medio: quienes con facilidad suelen conciliar el sueño, pero a mitad de la madrugada se despiertan repetidas veces, con dificultades para volver a dormir.

Este tipo no debería de ser el más común, pero llamativamente se está convirtiendo en el más habitual. Sus causas derivan de muchos factores, los enemigos más importantes de un sueño reparador suelen ser:

Malos hábitos: alimentación inadecuada, falta de ejercicio, consumo de alcohol y drogas…
Enfermedades: fibromialgia, anemia, depresión, diabetes, problemas respiratorios, renales...
Medicamentos: algunos fármacos como los corticoides, broncodilatadores, hormonas...
Problemas emocionales: ansiedad, miedo, preocupaciones…

Evitar caer en un Insomnio Severo, es cuestión de prevención…

Aquí te dejo algunas pautas para ayudarte a conseguir un buen descanso!

# Disfruta durante el día, a ser posible, de 1/2 hora al aire libre. La luz diurna nos carga de Melatonina, la cual se activa por la noche para ayudarnos a descansar.

# Haz ejercicio, elige el plan que más se adapte a tu situación, lo importante es que el cuerpo se mueva y con él, la energía.

# Sigue una dieta equilibrada, una buena digestión es importante para un buen descanso. 

# Las terapias alternativas y algunos complementos dietéticos como solución a una buena calidad del sueño.

  • Plantas medicinales utilizadas comúnmente para los trastornos del sueño.
  • Amapola de California concilia el sueño y reduce la ansiedad
  • Griffonia Simplicifolia (L-5HTP) es un potente reparador del sueño, relaja el cuerpo y lo prepara para obtener un sueño placentero.
  • Lúpulo inductor del sueño por su acción como relajante muscular.
  • La valeriana, tila, melisa y otras plantas que por su tradición son utilizadas con beneficios que sobradamente han sido demostrados a lo largo de la historia , pueden ser tus mejores aliados

Buenas noches!


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


  • Gracias por tan valiosa información. Muy buen post. Felicidades

    Estrella en

Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados