Menu
Carrito 0

¿Gases? ¿Malas digestiones? ¡Descubre cómo evitarlos!

Publicado por Eva Garcia Ferrer en

PIM, PAM, PUM... ¡FUEGO! ¡UY! QUISE DECIR GASES

Seguro que si os recuerdo la palabra "globo" muchos recordaréis vuestra infancia o algún momento de vuestras vidas: fiestas, cumpleaños, celebraciones. Globos de colores, globos en la feria del barrio o pueblo, globos para "guerras" de agua. Los hay que se escapaban surcando el cielo, otros eran motivo de llantos y decepciones cuando los veíamos "petar" acabando así nuestras ilusiones, en fin...todo ello asociado a un día feliz.

Pero si escuchamos decir a alguien o somos nosotros mismos quienes expresamos "hoy me siento como un globo", seguramente la sonrisa de ese recuerdo no va a ser la misma. Definición de infla o hinchar: "llenar una cosa flexible con aire o gas de manera que aumente su volumen".

Cuando se trata de nuestro estómago, la fiesta ha acabado.

¿Cuáles son las causas de una mala digestión? 

Los gases en el estómago son un problema digestivo que para muchos se ha convertido en un compañero desagradable habitual no deseado.

Primera

La primera causa por la que nuestro digestivo produce gases, es por una mala absorción de algunos alimentos digeridos. La digestión comienza en la boca, no en el estomago. En la boca segregamos enzimas digestivas (diseñadas para descomponer las partículas de los alimentos) que junto con la saliva, favorecen la absorción de carbohidratos, almidones, azúcares, grasas, fibra....

Segunda

Otra de las causas recae en la indigestión que provocan ciertos alimentos que han sido procesados, pasteurizados y refinados, estos carecen de enzimas y la carencia de éstas, es la causa más común de padecer este trastorno. Incluso algunos alimentos saludables en personas con desequilibrios digestivos, también pueden ser causa.

¿Por qué son tan importantes las enzimas?

Estos alimentos van a necesitar extra de bacterias para ser digeridos y este aumento de actividad puede producir más gases, ya que son muchas las enfermedades que comienzan con un sistema digestivo que tiene un desequilibrio bacteriano. Esto sucede cuando las bacterias malas superan a las buenas. Cuando esto ocurre es fácil la propagación de hongos (candidiasis..), infecciones, diarreas, e inflamaciones.

Lamentablemente a medida que envejecemos la producción de enzimas se ve afectada. Su falta es la causante de que los alimentos no sean digeridos por completo. Es así como se va reduciendo la flora bacteriana y con ella, más consecuencias:

  • Putrefacción.
  • Halitosis (mal aliento).
  • Estreñimiento.
  • Reflujos, ardores.

Es importante conocer que estos microorganismos llamados bacterias son necesarios entre muchas cosas para:

  • Protección de nuestro sistema inmunológico.
  • Estimulación del tracto intestinal.
  • Producción y absorción de algunas vitaminas, especialmente el complejo B, la vit. A y K.
  • Prevención del crecimiento de la bacteria e. coli.
  • Prevención de la obesidad.

Consejos para evitar malas digestiones y gases

  • Mastica y bebe lentamente.
  • Evita pasar los alimentos sólidos con liquido.
  • Reduce o reposa la actividad después de las comidas.
  • Evita o reduce los alimentos flatulentos (Coliflor, brócoli, coles de Bruselas, legumbres, lácteos, habas, cebollas, maíz, espárragos, azúcares....).
  • Evita masticar chicles.
  • Respira adecuadamente.

Remedios naturales contra los gases

  1. Enzimas digestivas (bromelina, papaína..).
  2. Probioticos y prebióticos.
  3. Aminoácidos: (glutamina, lisina , cisteína..).
  4. Infusiones de: Anis, menta, hinojo, manzanilla, albahaca, jengibre, diente de león..

 

Mala digestión


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados