¿Es mala la leche de vaca para el organismo?

Publicado por Dietetica Ferrer en

La leche es un fluido biológico que segregan las hembras de los mamíferos y aporta nutrientes y la energía necesaria para que los hijos crezcan y se desarrollen de manera correcta. 

La leche se considera un alimento básico y equilibrado por su elevado contenido en nutrientes en relación a su contenido calórico, una ración de 200 mililitros (1 vaso) aporta:

  • 130 kcal,
  • 6,2 gramos de proteínas
  • 7,6 gramos de grasa.
El componente principal de la leche es el agua que se encuentra entre un 68 y un 91%, aporta también proteínas de alto valor biológico e hidratos de carbono en forma de lactosa, además de grasas saludables, minerales y vitaminas.

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria recomienda una ingesta entre 2 y 4 raciones al día de leche y derivados lácteos. 

Beneficios de tomar leche

Consumir leche aporta muchos beneficios como:

  • Es altamente nutritivo: la leche es un buen alimento por su gran contenido de nutrientes necesarios para el cuerpo humano. 

  • Gran biodisponibilidad del calcio: un nutriente importante que aporta la leche es el calcio, que en comparación a otras fuentes de calcio de origen vegetal, el de la leche se absorbe mucho mejor, por lo que este alimento es bueno para la formación de huesos y dientes

  • Es muy hidratante: gracias a su gran contenido en agua la leche favorece una hidratación adecuada, hay estudios que demuestran que beber leche después de hacer ejercicio es más efectivo que cualquier bebida isotónica. 

  • Ayuda a dormir mejor: la leche contiene triptófano que es un aminoácido que promueve el sueño ya que es un precursor de componentes como la serotonina y la melatonina que son componentes que inducen el sueño. 

beneficios leche de vaca

Tipos de leche

Existen diferentes tipos de leche y se pueden clasificar dependiendo del porcentaje de grasa, el tratamiento para higienizarla… 

Porcentaje de grasa: esta es la clasificación más común y la cual se puede distinguir de  manera más sencilla ya que se distingue por los colores del envase.

  • Entera: Contiene un 3,5% de grasa, y estas grasas son saludables y beneficiosas para el organismo. 

  • Semidesnatada: Lleva un 1,5% de grasa.

  • Desnatada: Su porcentaje de grasa es igual o inferior al 0,1%.

Tratamiento térmico: según el tratamiento empleado la leche tendrá más o menos resistencia a microorganismos aunque en algunos tratamientos se puede perder un poco de nutrientes. 

  • Fresca o pasteurizada: Esta leche se trata a 75ºC, y tiene más sabor pero solo tiene un tiempo de duración de 5 días.

  • UHT o uperizada: En este tratamiento la leche se hierve a 150ºC pocos segundos. A diferencia del tipo anterior esta dura 3 meses y casi no pierde nutrientes pero sí un poco de sabor.

  • Esterilizada: En este caso se hierve mucho más tiempo y de esta manera se consigue que dure más de 6 meses, pero en este caso se pierden vitaminas. 

 También se puede clasificar con otros valores, como:

  • Leche ecológica: Las vacas que producen esta leche comen pasto fresco, y hay estudios que indican que contiene menos residuos químicos, pero esto no asegura que sea de mayor nivel nutritivo que las mencionadas anteriormente.

  • Leches vegetales: Estos tipos de leches se tendrían que llamar bebidas vegetales, ya que la leche proviene siempre de animales, estas bebidas son las de soja, avena, almendras…  

Derivados de la leche

Si no nos gusta consumir la leche, podemos consumir derivados de la misma y así aprovechar los beneficios que nos aporta de distinta manera:

  • Yogurt: Es el derivado más extendido ya que se consume en todo el mundo, se elabora con leche que se fermenta con la ayuda de unas bacterias llamadas estreptococos y lactobacilos. 

  • Kéfir: Este derivado es muy parecido al yogurt con la única diferencia que este se elabora con diferentes bacterias, que aprovechan el azúcar de la leche para fermentar.

  • Cuajada: Este derivado lácteo tiene una consistencia cremosa,  para elaborarlo se le añade a la leche cuajo, que contiene enzimas que coagulan las proteínas de la leche, el cuajo puede ser animal, vegetal o artificial.

  • Queso: Al igual que el yogur este derivado es de los más populares, existen muchos tipos de queso y al igual que la cuajada para elaborar se le añade el cuajo y dependiendo del tipos se deja madurar más o menos tiempo. 

  • Nata: Este derivado es de los más grasos, se elabora con una capa que se obtiene cuando se deja la leche en reposo.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados