Menu
Carrito 0

Por ésta y muchas cosas más: cuídate esta navidad!

Publicado por Eva Garcia Ferrer en

Históricamente, en los días posteriores de la Nochebuena es cuando se registra el mayor tráfico de urgencias hospitalarias de personas vulnerables que padecen problemas cardiacos. Pero no solo ellos son las únicas victimas, ni tampoco es el único riesgo.

Cada año nos preocupamos por cómo nos van a subir la factura de la electricidad, combustible, transporte....Nos quejamos de la subida en Enero del "coste de la vida", eso esta bien, sin embargo, no nos paramos a pensar en conciencia cuál es el verdadero " coste de la vida".

NUESTRA SALUD PASA FACTURA

Es fácil reconocer que en las fechas de Navidad los excesos salen caros. Son días de celebraciones, tradiciones, reuniones familiares, comidas de trabajo y eventos, en los que mantener las disciplinas de pautas alimenticias, es difícil. Las consecuencias de estos excesos son causa de lamentaciones a posterior y sentimientos con propósitos de enmienda para el Nuevo Año. Que sí, comienza el 1 de Enero y acaba ese mismo día, ya que muchos se preparan para celebrar el próximo festivo 5 días después, Reyes.

No hay soluciones milagrosas ni fórmulas mágicas que eviten los desastres, pero sí unas buenas normas y consejos que poner en práctica para evitar que los alimentos grasos, demasiada sal y exceso de alcohol exacerben sus consecuencias en nuestra salud (Indigestiones, colesterol, niveles altos de azúcar, tensión arterial, ácido úrico, sobrepeso, infarto, transaminasas....).

NO ESPERES AL 1 DE ENERO

  1. Planifica bien las comidas.     
  2. Cuida tu despensa. No almacenes hipercalorías.
  3. No anticipes las fechas, la debilidad puede hacer que consumamos esos dulces y "viandas" antes de lo previsto.
  4. Bebe con moderación, el alcohol es altamente calórico.
  5. Mastica lentamente, evitará malas digestiones.
  6. Piensa en "verde", las verduras como acompañamiento y elaboradas con creatividad, son un buen aliado.
  7. Haz 5 comidas al día, de esta forma nuestro metabolismo se mantendrá con energía y no necesitaremos "devorar" cuando llegue el momento de la comida o cena Navideña.
  8. Bebe mucha agua durante el día, la hidratación es necesaria y una forma de saciar.
  9. Cuida de ti, pero también de los tuyos, los hábitos se transmiten.
  10. Canta, baila, pero también descansa. De esta forma mantendremos bajo control las hormonas, algunas de ellas encargadas de metabolizar lo que ingerimos.

BRINDA POR LA SAL DE LA VIDA

Sí, brinda y a ser posible brinda por esos pequeños cambios que dan un toque especial. Poner orden y moderación proporciona calma y esa es la mejor sal de la vida.

FELICES FIESTAS!


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados